¿Pelo seco o maltratado? Aquí tienes la solución, esta es una guía corta pero efectiva para recuperar tu pelo dañado o maltratado, por el sol, tintes o elementos de calor.

8 pasos para un pelo hermoso.

1. Córtalo:

Sí, córtalo. Ya sé que lo quieres súper largo, pero el primer paso para ayudarle a estar sano y lucir lindo es cortarlo. Poda las puntas ( 2 cm apróx.) cada dos o tres meses.

Esto le ayudará a tu pelo a crecer fuerte, no lo hará crecer más, pero sí evitará el quiebre y las puntas abiertas, además le dará un aspecto suave y brillante.

2. Conoce tu pelo y lávalo correctamente:

¿Qué tipo de pelo tienes? ¿Es seco, graso o mixto? Es muy importante que identifiques como se comporta tu cabello:

  • Aspecto grasoso o apelmazado de la raíz a las puntas, entonces tienes un pelo GRASO.
  • Se ve grasoso en la raíz pero seco en las puntas, pelo MIXTO.
  • Es seco desde la raíz, a veces tiende a descamar o producir caspa seca, entonces tu pelo es SECO.

Ahora que ya sabes, debes enfocar tu rutina capilar en esto, compra productos especiales para limpiar tu cabello.

El shampoo en la raíz. Sólo en la raíz, el shampoo está hecho para limpiar, así que puede resecar mucho tu cabello si lo aplicas en las puntas directamente. Enjuaga de los medios hacia abajo solo con la espuma.

Acondicionador. Sí por favor, no importa si tu pelo es muy graso, pasa lo mismo que con la piel, debes humectarlo para que no produzca más grasa de la necesaria y se regulen los niveles de sebo.

Usa agua de fría a templada, nunca caliente. El agua caliente reseca tu pelo, aparte de estimular la producción de grasa. El agua fría por su parte sella las cutículas de tu pelo, esto hace que tu papíla dérmica esté protegida, además estimula la circulación sanguínea.

3. Tratamiento o mascarilla capilar:

Ten en la ducha un tratamiento o una mascarilla capilar, y úsalo una vez por semana o cada 10 días, de medios a puntas.
Existen diferentes marcas, mis favoritas son GARNIER Hair Food, o las mascarillas de reparación de L’Oreal en dos pasos. Son buenísimas.

Este paso es importante porque le dará un plus de hidratación o reparación a tu pelo. Utiliza una que se adapte a tus necesidades.

Para pelo graso hay unas de arcillas, para limpiar a profundidad. Para pelo seco existen los Hair Food, aceites como coco, jojoba y argán, para nutrir. Y para los pelos mixtos como el mío, «yo uso ambas»; la de arcillas en la raíz, para limpiar y desintoxicar y las reparadoras en las puntas. 10 minutos mientras me baño y listo.

4. Mascarilla S.O.S:

Una mascarilla casera o bien un preparado de distintos tratamientos puede ser la salvación para tu pelo.
Para ver como hacer mascarillas caseras puedes pinchar aquí.
Para ver un video sobre como hacer la mascarilla preparada, te recomiendo el canal de ANIAM en youtube.

Cuando sientas que tu pelo no tiene salvación y aún no es tiempo de cortarlo, puedes recurrir a esto. O hacerla regularmente, al menos una vez al mes para prevenir el daño y mantener la salud de tu pelo.

5. Bájale al calor, gracias.

No te puedes quejar de un pelo feo si lo quemas todos los días. El uso de secadores, planchas y pinzas perjudica demasiado la estructura capilar. Bájale un poco, no es que no lo uses, hazlo con moderación y sólo cuando realmente sea necesario.

Utiliza un buen protector de calor, y si puedes complementar con un protector solar para cuidarlo del sol, perfecto.

6. Aceite de coco:

Personalmente creo que el aceite de coco es el mejor amigo de un pelo sano y fuerte.

  • Utiliza un aceite de coco ligero, diseñado para el día a día, que no le aporte pesadez o grasa a tu pelo. Mi fav. es el Oleo extraordinario de coco de L’Oreal. Aplícalo a lo largo del día en las puntas para mantenerlas hidratadas.
  • Aceite de coco natural, hazlo en casa siguiendo mi receta o compra uno que sea virgen extra. Puedes usarlo por la noche, el día anterior al lavado de tu pelo o al menos una hora antes de lavarlo, le dará un brillo increíble y aportará nutrición. Además el aceite de coco tiene propiedades anti-microbianas que te ayudará mantener el cuero cabelludo sano.

7. Adios al algodón y materiales fuertes.

Para secar tu pelo usa una toalla de un material suave, que no lo maltrate. No lo retuerzas o frotes, sécalo a toques con mucho cuidado.

Cambia tus fundas de algodón por fundas de seda, satín o un maerial de textura suave, el algodón tiende a absorber los aceites de tu pelo y resecarlo, crea nudos en las puntas, pruébalo y verás como cambia tu pelo al despertar.

8. Péinalo de la forma correcta:

Ay sí, todo el mundo dice eso… Pero es cierto. Peinar tu pelo de la manera correcta es la mejor forma de no reventarlo o quebrarlo.

Divídelo por pequeñas secciones, empieza desde las puntas, con un peine de cerdas grandes y separadas, ten especial cuidado si está mojado, usa un peine especial para pelo mojado de ser necesario.

Durante el día, usa un peine de cerdas finas para no reventarlo. Empieza siempre desde las puntas y sube despacio a la raíz.

Recógelo para dormir, haz una colita de caballo, un poco suelta; una trenza o lo que prefieras, pero no duermas con el pelo suelto.

No utilices peinados muy apretados, debilitan el folículo y hacen que el pelo tenga mayor disposición a la caída.


Esta es mi rutina para recuperar mi pelo, la he convertido en un hábito que me da muy buenos resultados. Espero que esta información les sea útil y puedan poner en práctica.

No se olviden de compartir con sus amigos y seguirnos en las redes sociales.

¿Tienen otras rutinas para cuidar su pelo? Las leo en los comentarios.


3 comentarios

Fernanda · abril 4, 2020 a las 1:33 am

Super 😁👏

Alicia · abril 17, 2020 a las 7:29 pm

Buenos consejos! Ya los conocía pero a veces releerlos hace más posible el cumplirlos

    paola tibaquira · abril 20, 2020 a las 10:19 am

    Es verdad Alicia, qué chévere que te gustaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *