Hola a todos, he querido crear estos posts acerca de los diferentes tipos de piel para hacernos la vida más fácil. Hablaremos sobre como reconocer tu tipo de piel, como limpiarla y cuidarla.

Todo el mundo habla de skincare, de piel grasa, seca o mixta, de aceites, geles y cremas, de rutinas y pasos, de mascarillas y productos de supermercado, al final te quedas loco sin saber ¿qué si te puedes «echar» en la piel y qué no? ¿Qué es para mí y cómo saber si realmente me va a funcionar? Pues, ¡no dejes de leer!

Tipos de piel ♥

Lo primero y lo más importante, es saber que todos tenemos diferentes tipos de piel, con diferentes problemas y que las rutinas para cada uno pueden ser distintas.

Identifica tu tipo de piel con uno de los que te he dejado aquí, pincha en el título para ir al enlace, si tienes dudas escríbeme en los comentarios y visita a tu dermatólogo regularmente.

Piel Mixta:

Es una combinación de dos tipos de piel, Normal a seca + grasa y/o con impurezas.
Tiende a verse brillante o con exceso de sebo en la zona T (frente, nariz y mentón), también puede presentar imperfecciones como granos o espinillas en esta zona.
Mejillas secas o normales, normalmente libres de imperfecciones.

Es recomendado usar productos no comedogénicos, libres de aceite y alcohol, entre los más usados están los geles o emulsiones, ya que no dejan sensación pesada ni grasosa y ayudan a controlar el brillo.

Piel Seca:

Carece de hidratación propia, tiende a irritarse con facilidad, puede producir picor en algunas ocasiones.
No es muy propensa a granos o espinillas.
Tiene un aspecto tirante, es decir es menos elástica.
Pueden descamar.

Los serums y cremas son los más recomendados, los productos que ayuden a retener la hidratación de la piel. Es importante no usar jabones o productos muy abrasivos.

Piel Normal:

Elástica y suave, con poros pequeños y tono rosado.
Poca tendencia a imperfecciones o exceso de grasa.
No se reseca con facilidad.

Si eres bendecida o bendecido con este tipo de piel, puedes usar casi cualquier producto, pero, fíjate muy bien cual es la tendencia, si es a piel seca usa cremas un poco más cargadas o sueros (serum) más oleosos y si es a grasa usa productos hechos a base de agua, esto con el fin de mantener el balance.

Pueden ver algunas mascarillas aquí.

Piel Grasa:

Poros de gran tamaño.
Exceso de sebo y piel brillante.
Tendencia a aparición de comedones (granos y espinillas).
Puede sentirse reseca después de lavarla, pero en pocos minutos tendrás grasa otra vez.
Sientes que empeora con el calor.

Los productos de bases acuosas, no comedogénicos, sin alcohol, y con un principio activo para controlar las bacterias suelen ser los mejores amigos de estas pieles. La limpieza es el punto más importante para empezar cualquier rutina de cuidado.

Piel Sensible:

Puede irritarse con mayor facilidad por acción de agentes externos como la temperatura.
Normalmente tiende a ser muy seca, pero en algunos casos las pieles mixtas y grasas también pueden ser sensibles.
Tiende a tener rojeces y/o escamas, puede dar picor.
No necesariamente todo el rostro debe tener esta característica.

Utiliza siempre productos que protejan de los agentes externos como los rayos UV. No frotes tu piel después de lavarla. Utiliza productos sin alcohol. No todos los ingredientes son para ti, revisa las etiquetas y asegúrate de que sean especiales para pieles sensibles.
Algunos alimentos pueden irritar, presta especial atención a tus comidas.

Esto es todo por este post, espero haber aclarado sus dudas acerca de como identificar su tipo de piel, si tienen problemas muy avanzados en la piel lo mejor es visitar el dermatólogo. Estos son tips para ayudar a cuidar y mantener la piel sana y saludable.

Si tienen alguna duda escríbanme en los comentarios. Síganme en Pinterest para más tips.

Basado en la información de Nivea.com


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *